Jose Ángel González – Blog

un cable transmisor

sin misión

with 2 comments

La Misión. El nombre tiene raíz religiosa y una etimología militar que turba la paciencia. También marean la convivencia antinatural de lo fancy-hipster, los migrantes buscavidas, los pandilleros (hay balazos en los últimos meses y sangre joven derramada), restos de criollismo light que enarbola banderitas y axiomas mientras cuida como oro en paño el pasaporte del Tio Sam que lleva en la cartera alimentada por grants pagados en dólares.

Cuando llegué a San Francisco quería vivir en La Misión. Ahora no lo haría.

Hice las fotos hace unas horas. No tengo misión.

Written by Jose Ángel González

13 de abril de 2013 a 2:24

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. No la necesitas.

    Marianasiberial

    13 de abril de 2013 at 2:44

    • Sé que no, pero a veces me gustaría tener misiones, claras, directas, casi órdenes…

      Jose Ángel González

      14 de abril de 2013 at 0:11


escribe

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: