Jose Ángel González – Blog

un cable transmisor

magnolias

with 5 comments

Me gusta la crisis de anticipación de las magnolias, que florecen, ansiosas, mucho antes de que la primavera asome a los calendarios y se haga oficial.

Me gusta que las magnolias disientan y se alcen contra el dogma.

Me gusta que no les importe un comino que sean los almendros quienes tengan el falso honor de ser los primeros árboles en florecer.

Plantas viejas y de singular comportamiento —son más antiguas que las abejas y están adaptadas para ser polinizadas por los escarabajos, lo que explica la dureza carnosa de los pétalos de la flor—, las magnolias se niegan a responder a los ciclos naturales y florecen desde finales de enero.

En el maravilloso Botánico de San Francisco (49.000 mil ejemplares de 8.500 tipos de plantas) ya se está produciendo la erupción de rosas y blancos de las magnolias, catalogadas por primera vez a comienzos del siglo XVIII por el botánico Charles Plumier, que bautizó el género en honor a uno de sus profesores, Pierre Magnol.

El jardín de San Francisco, integrado en el milagroso Golden Gate Park, tiene la mayor colección de magnolias fuera de China.

Me asomo al blog para dar cuenta, como hice el año pasado, de mi cíclico asomo solidario a la primavera de los magnolios, árboles intrincados y explosivos.

Les dejo con las fotos de esta flor apurada y de humilde fragancia que acabo de hacer en el Botánico de San Francisco —uno de los más bellos rincones de la ciudad (y de entrada gratuita para los vecinos)—.

Al final inserto en vídeo una canción donde el reptiliano y sedoso David Sylvian resume lo que mi torpeza no es capaz de expresar:

The scent of magnolia, the face of a girl
And every detail embodies the world
What kind of goals define this impossible dream
None of the picture-books reflect all I’ve seen

[Publicado en Distrito Latino]

Written by Jose Ángel González

16 de febrero de 2013 a 12:45

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Cómo me gustan los magnolios… Y cómo me gustaría visitar ese botánico…

    bambolia

    16 de febrero de 2013 at 13:50

    • Tienes casa. Está a sólo unas manzanas.

      Jose Ángel González

      16 de febrero de 2013 at 19:05

      • Cuenta con mi visita… aunque tarde… aunque tarde en hacerlo, lo haré. Besos

        Salomé

        18 de febrero de 2013 at 9:04

  2. […] magnolia huérfana en el […]

  3. […] magnolia huérfana en el […]


escribe

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: